ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS DE MÉXICO

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest

Preservación de espacios naturales

| OnTravel

México no sólo se distingue por ser un país con una gran diversidad cultural y gastronómica, sino por tener una riqueza natural increíble.

Sus distintos parques nacionales y santuarios cuentan con una variedad de flora y fauna, que hacen que las tierras mexicanas se distingan por su belleza.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el ser humano se ha empeñado en dañar los ecosistemas. Se han perdido espacios naturales, que desafortunadamente son imposibles de reparar.

[slick-slider category=”3815″ design=”design-1″ autoplay=”false” limit=”0″]

Anteriormente, había 176 áreas protegidas, pero hoy en día ascendieron a 181. Éstas se dividen en 6 grupos:

  1. Reservas de la Biosfera
  2. Parques Nacionales
  3. Monumentos Naturales
  4. Áreas de Protección  de Reservas Naturales
  5. Áreas de Protección Flora y Fauna
  6. Santuarios Naturales

Algunas de las áreas que se han protegido por parte de la UNESCO son:

  1. Parque Nacional Bahía de Loreto
  2. Reserva de la Biosfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar
  3. Parque Nacional Cumbres Monterrey
  4. Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca
  5. Parque Nacional Iztaccihuatl-Popocatépetl
  6. Reserva de la Biosfera el Triunfo
  7. Reserva Biosfera Calakmul
  8. Área de Protección Flora y Fauna Cañón Santa Elena
  9. Parque Nacional Tulum
  10. Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe
  11. Cuatrociénegas

Todos estos lugares cuentan con una infinidad de actividades por hacer, por lo mismo es que miles de personas viajan y pasan sus vacaciones aquí.

Hay que tener en cuenta que además de la diversión y relajación que se obtiene aquí, se debe tener conciencia de cuidar al planeta. Es decir, no sólo debe haber áreas naturales protegidas de México, sino también se debe salvaguardar a los animales, para evitar su extinción.

[slick-slider category=”3816″ design=”design-1″ autoplay=”false” limit=”0″]

Por tanto, para que estos espacios naturales sean cuidados debidamente, se hacen distintas actividades en pro de su conservación. Por ejemplo: señalamientos, vigilancia, rehabilitar la flora y fauna, desarrollar proyectos turísticos, así como estudiar e investigar los daños que se han sufrido.

Viajar crea experiencias y es la manera de descubrir el mundo, pero se debe tener muy claro que para seguir disfrutando de estas riquezas paradisíacas, hay que cuidar el medio ambiente.

 

Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Our Products

Related Posts

Optimized with PageSpeed Ninja