Beneficios de la lavanda para el cuidado de la piel

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest

Utilizar lavanda en tu rutina de belleza aportará muchos beneficios a tu piel

La lavanda es una planta muy conocida y utilizada en la aromaterapia por sus propiedades relajantes y antiestrés. Sin embargo, también ya se ha popularizado en el área cosmética por sus múltiples beneficios para el cuidado de la piel.

El uso de la lavanda se remonta desde la antigüedad, ya los griegos y romanos la utilizaban en su aseo personal y en la medicina tradicional. Su increíble belleza morada y el aroma que despide la ha convertido en una de las plantas aliadas para las rutinas skincare. Ahora no sólo podrá ayudarte a conciliar el sueño o reducir la ansiedad y el estrés, también a tener una piel perfecta, libre de imperfecciones.

 

Beneficios de incluir la lavanda en tu rutina de belleza

La industria cosmética ha utilizado el aceite de la lavanda para agregarlo a sus productos y darle beneficios naturales a la piel. Las propiedades que contiene esta planta ayudan a que la dermis esté hidratada y con más nutrientes.

Aunque la lavanda también se bebe en tés o infusiones, los resultados no son iguales para la piel. Por ello, es mejor utilizar productos cosméticos que la tengan como ingrediente o utilizar el aceite directo en la piel.

  1. Adiós acné. El acné es un problema que no se puede evitar, ya sea por cuestión hormonal, estrés o consumo de grasa, siempre aparecen. Afortunadamente, la lavanda tiene propiedades antisépticas que ayudarán a eliminar las bacterias que provocan la aparición de los granitos. Además, también ayuda a que la piel no se hinche con la aparición del acné, gracias a sus beneficios antiinflamatorios.
  1. Curar heridas. Es imposible no hacerse alguna herida o pequeña cortada en la piel, y para evitar alguna infección, la lavanda es perfecta. Debido a que es un antiséptico natural, es capaz de detener el sangrado y de limpiar profundamente la herida.
  2. Despídete del sebo y la grasa. La lavanda es un poderoso astringente natural, así que, si sufres de piel grasa, te ayudará. Probablemente pienses que al ser una sustancia oleosa tapará tus poros, pero no es así, eliminará el sebo y limpiará la piel a profundidad.
  3. Piel más hidratada y suave. Es normal que por el estrés, contaminación, exposición al sol u otros factores, la piel esté deshidratada. Si quieres regresarle a tu cutis hidratación y que luzca más tonificado y natural, limpia tu rostro con el aceite de lavanda. Además, si tienes un cutis áspero, esta planta acabará con esta textura, ya que regenera los tejidos, haciendo que tu piel se vea más joven.
  1. Antioxidante. Los radicales libres son los que ocasionan que la piel envejezca, además de enfermedades cardiovasculares, parkinson o alzhaimer. El aceite de lavanda ayuda a combatir estos radicales, es un buen aliado como producto antiaging. Ahora que conoces estas propiedades y beneficios de la lavanda para tu piel, agrega unas gotas a tu piel. También puedes utilizar esta planta como tónico en tu rutina facial, ya que suavizará tu piel y la mantendrá limpia de acné u otras inflamaciones. Esta planta no sólo te hará sentir tranquila y relajada, también aportará nutrientes a tu rostro.

 

También te pude interesar: Beneficios de las mascarillas de arcilla para la piel.
Puedes adquirir la tuya en nuestra tienda online.

 

 

Por Flor Vega Castillo

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Our Products

Related Posts

Obtén 10% de descuento al suscribirte a nuestro Newsletter